QUE ES EL FESTIVAL PROTESTA?
Qué es el Festival Protesta?

El Protesta es un festival internacional de cinema de crítica social que pretende poner su granito de arena por tal de ayudar a transformar la sociedad a través del cine y lo quiere hacer en sentido constructivo, en positivo y de forma creativa, haciendo del festival una fiesta del cine de denuncia.

El festival se basa en dos ejes:

  • Proyección de cine de denuncia: muestra de largometrajes, concurso internacional de cortometrajes y cine infantil con valores.
  • Actividades paralelas relacionadas con el cine y la denuncia.

Creemos que otro mundo es posible y que, a través del cine, se puede ayudar a impulsar un cambio social en la sociedad. O sea, queremos ser, en definitiva, un festival activista, proyectando este tipo de cine y dando voz a iniciativas y injusticias que, normalmente, no tienen espacio en los mass media ni en la mayoría de salas de cine, ya sean pequeñas o grandes producciones.

Por qué cine de denuncia?

El vínculo entre cine y denuncia es estrecho y, como en todas las artes, el cine es a menudo un reflejo de la realidad a través de la mirada del artista. El cine de denuncia es una herramienta muy potente de expresión, que se da en todo el mundo y que abre los ojos a realidades que muchas veces nos son desconocidas. Desafortunadamente, en las salas comerciales, la difusión de ciertas obras es prácticamente imposible. Que estos trabajos cinematográficos y sus historias de denuncia, de propuestas y también de movilización y superación lleguen al público catalán es uno de los objetivos del festival.

Objetivos

Festival internacional de cine de crítica social

Hacer del Festival Protesta un referente internacional como festival de cine de denuncia. No por el hecho de la dimensión, sino por el hecho que los contenidos lleguen a cuanta más gente mejor.
Crear un espacio específico para la proyección y difusión de cine (largometrajes y cortometrajes) de crítica social.

Herramientas para la transformación social

No solo se quiere proyectar películas, también participar activamente en transformar la sociedad dando voz a injusticias y participar de iniciativas. Quiere ser un festival activista.

Difusión de cine de denuncia (cortometraje y largometraje)

Mostrando diferentes injusticias de todo el mundo que en Catalunya son desconocidas, ya que muchas veces no tienen cabida dentro del circuito de salas de cine o televisiones.
El hecho de mostrar las injusticias crea conciencia colectiva y, por lo tanto, crea presión social.

Despertar el espíritu crítico de niños y niñas

A través del cine infantil con valores y actividades paralelas.
Despertar la afición para ir al cine.

Concurso internacional de cortometrajes

Potenciar la creación de cortometrajes para hacer públicas injusticias mediante el concurso internacional que organiza el festival.
De esta manera también se motiva a los autores a realizar cortometrajes, ya que tienen un espacio para difundirlos.

Dar voz a los autores

Nacionales e internacionales para que puedan exponer el contenido de sus películas y ampliar la información de las denuncias que exponen.

Formación técnica y artística

Mediante conferencies, mesas redondas, charlas, masterclass o cursos (centros cívicos, institutos y universidades) por tal de completar la formación audiovisual con técnicas específicas para este género cinematográfico.

Festival Participativo

Donde quien quiera pueda aportar su punto de vista. Un festival para todas las edades y para un público muy diverso.

Red de festivales

Creación de una red de festivales en Cataluña de la misma temática por tal de compartir sinergias, inquietudes, experiencias, formación, etc.
Contratar películas conjuntamente.

Descentralizar la oferta cultural en Cataluña

Apostar por Vic como sede del festival. Trabajar para que el público de Barcelona i rodalias visite el festival y, de paso, la comarca.
Acercar este tipo de cine y actividades a la Catalunya interior.

Secciones

El festival basa su programación en cuatro secciones:

Cine: largometrajes y cortometrajes de denuncia
Proyección de largometrajes
Concurso de cortometrajes

Cine infantil con valores
Proyección de películas infantiles con valores
Actividades paralelas para despertar la consciencia de los más pequeños

Actividades paralelas
Conferencias y mesas redondas
Actividades originales relacionadas con el cine o la denuncia
Música
Teatro
Performances

Formación cinematográfica
Formación en la universidad
Cursos abiertos

Historia

En un contexto de transformación social, de un despertar colectivo, es cuando nace en Vic, en 2013, el Festival Protesta. La primera edición se celebró durante una tarde y generó unas sensaciones muy positivas y fue acogido por un gran número de público, 250 personas que atendieron a la entrega de premios a los mejores cortometrajes de denuncia. En esta primera edición se recibieron más de 80 cortometrajes de todo el mundo.

En la segunda edición, el festival cogió mucha fuerza y articuló una programación alrededor del tema de la Desobediencia Civil, esta vez con proyecciones y actividades paralelas en varios espacios de Vic y durante una semana. El hecho de vertebrar el festival alrededor de una temática concreta dio coherencia a la programación, que constaba de conferencias, conciertos y mesas redondas, además del pase de largometrajes y de los cortometrajes finalistas (650 inscritos).

En la edición del 2015 se repitió la fórmula del año anterior, esta vez el eje vertebrador fue Pueblos en Lucha, y se trataron específicamente los conflictos del Tíbet, pueblos indígenas de la América Latina, Palestina o Siria, entre otros. La participación ha ido aumentando en cada edición, tanto por lo que respeta a los cortometrajes a concurso, más de 800, como a la afluencia de público en los diversos actos. Más de 1.100 personas atendieron esta edición del festival.

En la última edición, en el 2016, se fue un paso más allá, ofreciendo al espectador una selección más amplia de cortometrajes, llegando a las 41 proyecciones, y también, ampliando la oferta de largometrajes con seis películas y añadiendo el Cinema Nou como sede del festival. En las ediciones anteriores, se combinó la parte cinematográfica con conferencias, mesas de debate y conciertos, todo relacionado con la temática Mujeres Rebeldes, Des del festival se puso el foco en las luchas específicas por los derechos de las mujeres que han estado especialmente vulnerados incluso en sociedades que se consideran igualitarias y avanzadas en derechos sociales. En esta edición participaron 2.000 personas.

Por qué en Vic?

El hecho que el Festival Protesta se celebre en Vic ayuda a reforzar la idea de democratización del acceso a ciertos productos culturales. Que la ciudad de Barcelona, con su potencial y oferta sean a solo una hora de Vic, ha hecho que durante mucho tiempo se diera por hecho que la gente del interior ya se desplazaba para ir a encontrar la oferta cultural a la capital. Invertir esta dinámica no es imposible, el Protesta a traído gente de Barcelona y de otras ciudades a Vic para asistir al festival. Vic es una ciudad inquieta y bien comunicada que ha acogido muy bien al festival i lo ha dotado de un carácter propio. Además, este factor hace que la experiencia de acudir a este festival de cine vaya más allá de ver películas y asistir a vermuts o conferencias, y se convierta también en la experiencia de visitar el enorme atractivo turístico que es la comarca de Osona.

Organización?

La organización del Festival Protesta es una asamblea formada por personas vinculadas al mundo audiovisual, la comunicación y el activismo. Amantes del cine y con un espíritu crítico que hacen del Festival Protesta una forma de activismo a través del cine. Pero el Protesta va más allá, y cuenta con una red persones y espacios colaboradores de Vic y de todo Catalunya que va incrementando en cada edición.

La organización está formada por:

Marta Vilanova – coordinación general
Lorda Cruselles – cortometrajes
Anna Rebés – producción espacios
Aina Salarich – espacios
Marc Escarrabill – técnico
Ariadna Seuba – difusión
Laura Arau – comunicación
Laura Casas – comunicación
Sara Blázquez – comunicación
Àngel Amargant – audiovisuales