SONY DSC

Este domingo, 27 de abril, el Petit Protesta ha puesto el punto y final a la segunda edición del Protesta tras una intensa semana llena de actividades. Alrededor de un millar de personas han pasado por los diferentes espacios Protesta; Jazz Cava, Occità , la biblioteca Joan Triadú, La Nyàmera, y el espacio ETC de Vic.

La proyección de los cortometrajes finalistas, el coloquio Fotoperiodismo y libertad de información, las conferencias Henry David Thoreau, padre de la desobediencia civil y Desobediencia civil contra la corrupción, las mesas redondas Osona Desobediente, Derecho al aborto y Periodismo participativo y comprometido, el concierto de Ljubliana & the Seawolf y Microbio & Acid Lemon, las exposiciones Regràfica, Modern Dance y Muestra de los carteles del Protesta, el cinefórum crítico compuesto por el cortometraje Todos a bordo; víctimas del ataque al Mavi Marmara y el estreno del documental Salute, son algunas de las actividades que han formado parte de la programación del Protesta 2014. El domingo arrancó con una sesión de cortometrajes fuera de concurso y por la tarde, el Petit Protesta logró despertar la mente crítica de los más pequeños con la proyección de Wall·e.

Sábado, 26 de abril, se celebró la gran final del festival. Un espectáculo de circo de la mano de Morena Anglada, proyecciones de cortometrajes finalistas, música en directo a cargo de Roger Usart y Tiana Dixon, premios y mucho más hicieron de la gala del sábado, una fiesta de la reivindicación social. El acto contó con la presencia de los miembros del jurado de la edición de este año: la economista Miren Etxezarreta, el magistrado de la Audiencia provincial de Barcelona, Santiago Vidal, el periodista Carles Solà, el abogado de la plataforma de Afectados por la Hipoteca en Osona, Toni Iborra, el arquitecto e impulsora del Parlamento Ciudadano, Itziar González y el crítico de cine, Blas Morell. Los documentalistas Unai Aranzandi y Peter Joseph también han formado parte del jurado de este año aunque han hecho su valoración a distancia. Los miembros del jurado subieron al escenario a defender la necesidad de un nuevo modelo de sociedad más justo.

Los grandes ganadores de la noche fueron Minerita, un trabajo que trata sobre la precaria situación de las mujeres en las minas del Cerro Rico de Potosí en Bolivia, logró el premio al mejor cortometraje de crítica social documental y Un lugar mejor, un cortometraje que trata de forma muy amena sobre las migraciones, ganó el premio al mejor cortometraje de crítica social de ficción. El premio del público también se lo llevó minerita.

La valoración final de la edición de este año por parte de la organización ha sido muy positiva. «Hemos superado las expectativas, tanto con respecto a la asistencia de público como en cuanto a la calidad de los cortometrajes» decía Ángel Amargant, uno de los organizadores del festival. Amargant añadía que aún así, «seguiremos trabajando para una tercera edición mejor».

El Festival Protesta cuenta con la colaboración de la Fundación Puig Porret y el Ayuntamiento de Vic así como también el apoyo de la Escuela de Arte de Vic, el Cineclub Vic y el Foro de Debates.

DSC_0508