El Protesta como espacio refugio en días convulsos

Home / Festival Protesta / El Protesta como espacio refugio en días convulsos

La excepcionalidad del momento social y político ha marcado algunos cambios y modificaciones en la programación de la séptima edición del Festival Protesta. El Festival Protesta declaró el lunes 14 su absoluto rechazo por la resolución de la sentencia del juicio del 1 de Octubre y anunció que podrían alterar algunos de los actos previstos del Festival. Es así que la inauguración del Protesta prevista para el viernes 18 se cambió de fecha y se trasladó a sábado 19.

Lo mismo ocurrirá con la Fiesta Final donde se entregarán los premios a los mejores cortometrajes, que se reubicará a domingo 27 de octubre en las 18h en la Atlántida de Vic debido a la convocatoria que está prevista en Barcelona el próximo sábado. El resto de actos previstos para el sábado se mantienen.

La película elegida para cerrar la séptima edición del Protesta es Me llamo violeta; un documental que relata la vida de dos jóvenes transgénero. Se podrá ver el sábado 26 de octubre a las 21.30h en el Cine Vigatà y contará con la presencia de su director, David Fernández de Castro, y del productor, Joan Úbeda.

Desde el festival se tiene la voluntad de mantener en lo posible todos los actos previstos para la edición de este año: «creemos que no hay acción que moleste más a la caverna que el pensamiento crítico y ésta es, precisamente, la nuestra razón de ser «. Así lo expresaban en un comunicado donde también se posicionaban siempre a favor de las libertades y contra la represión.

El Protesta como espacio refugio

Este octubre es complicado y convulso, por esta misma razón el Protesta se quiere reivindicar como un espacio de refugio, de cuidados, de pensamiento crítico y de encuentro y la respuesta del público hasta el momento está siendo espectacular.

«Este octubre, más que nunca, protestaremos. Lo hacemos desde hace tiempo y tenemos claro que lo volveremos a hacer. «

Related Posts